Servicios Sociales

RSS

"Housing First", para la integración de personas sin hogar, se pone en marcha en Canarias de la mano de Arona

30/10/2017 15:06

|

El programa, que ha sido presentado hoy por el alcalde de Arona, José Julián Mena, trabajará con personas sin hogar desde hace al menos tres años y que presenten situaciones de discapacidad, adicciones o patologías, buscando una integración social plena y una disminución del uso de recursos de emergencia.

La iniciativa, implantada en ciudades como Madrid o Barcelona, ha permitido reducir el "sinhogarismo" en hasta un 30%, con entre un 80% y un 93% de los usuarios manteniendo su vivienda cinco años después y un ahorro medio por persona al año de hasta 37.000 euros.

El alcalde de Arona, José Julián Mena, junto a la concejala de Servicios Sociales, Elena Cabello, ha presentado hoy en rueda de prensa "Housing First", un programa que lidera este departamento municipal y que tiene como objetivo trabajar con personas que viven en la calle desde hace años para lograr su integración social plena, de manera que disminuyan el uso de recursos públicos de emergencia y aumenten la utilización de otros relacionados con la rehabilitación y la inserción.

En la presentación han intervenido también el técnico de intervención social Iván Ferreruela, perteneciente a la Fundación Rais, y el coordinador regional para Canarias de la Asociación Provivienda, Fernando Rodríguez. Ambas entidades colaboran con Servicios Sociales de Arona en la puesta en marcha de un proyecto que cuenta con la colaboración del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la Obra Social de LaCaixa y con el fomento de la Comisión Europea.

"Housing First", que no se ha implantado aún en ningún otro lugar de Canarias, se inicia con una decena de usuarios, todos ellos mayores de 18 años y que lleven al menos tres sin hogar o en centros de acogida, además de presentar situaciones de deterioro personal, tales como discapacidad, adicciones o patologías diversas.

Por la experiencia desarrollada en otros lugares, el 82% de quienes participan en el programa son hombres con una media de edad de 48 años, que llevan en torno a nueve años en la calle y que presentan alguna de las situaciones descrita anteriormente.

Cada usuario accederá a una vivienda en régimen de alquiler, comprometiéndose a abonar un 30% de sus ingresos, en caso de tenerlos, y a participar en intervenciones semanales de evaluación con profesionales. Por su parte, a los propietarios se les garantiza el pago del alquiler y el seguro correspondiente.

En cuanto a los resultados, las experiencias puestas en marcha en España y en el resto de Europa indican que entre el 80 y el 93% de los usuarios mantenía la vivienda pasados cinco años.

En Estados Unidos, se redujo en un 30% el fenómeno del "sinhogarismo" allí donde se puso en marcha y el ahorro por un menor número de ingresos psiquiátricos, en urgencias, hospitalizaciones o arrestos se calcula en unos 37.000 euros al año por persona.

Mena: "Trabajamos para que lleven una vida plena"

El alcalde de Arona ha explicado que el trabajo con personas sin hogar "no puede limitarse a recursos puntuales o de emergencia. Se trata de un problema serio que afecta a la dignidad y a los derechos de las personas, por lo que tenemos que trabajar con ellas de manera integral para que puedan llevar una vida plena", ha agregado.

Mena ha recordado que tanto la Constitución Española como la Declaración Universal de Derechos Humanos establecen el derecho de todas las personas a disfrutar de una vivienda pública y ha subrayado que "lo público es lo único que tienen los que no tienen nada", por lo cual el Ayuntamiento de Arona "tiene la firme voluntad de hacerlo efectivo".

El alcalde ha explicado que, con iniciativas como esta, "este municipio no solo trabaja para hacer las cosas mejor, ocuparse de las personas y situarse, poco a poco, a la vanguardia de las políticas sociales, sino que buscamos ocuparnos de las personas, de sus problemas y de su integración".

La concejala de Servicios Sociales, por su parte, ha subrayado la importancia de abordar el "sinhogarismo" desde la raíz, "interviniendo en los factores que llevan a estas situaciones o que las empeoran, como pueden ser las enfermedades mentales, la merma de la autoestima, las discapacidades o las adicciones", ha añadido.

Elena Cabello ha dicho que, ante esta situación, "no podemos limitarnos a decir que es difícil actuar con este colectivo o esperar a que acudan por sí mismos a los servicios sociales, sino que tenemos que intervenir activamente", ha agregado para recordar que "este programa da resultados evidentes, como la recuperación de los lazos sociales o familiares, la mejora de la autoestima o un descenso de las situaciones de violencia o discriminación a las que se enfrentan estas personas en su día a día".

Fernando Rodríguez ha recordado que Arona es "el primer municipio de Canarias al que llega este proyecto que ya existe en otras ciudades españolas" y otros países del norte de Europa y que "el Ayuntamiento ha hecho una apuesta muy firme por él". El coordinador regional de Provivienda ha destacado que "queremos llegar, aunque sea algo utópico, que en la sociedad no haya nadie sin hogar".

Iván Ferreruela ha dicho que "Housing First en Arona persigue los mismos resultados que está dando desde hace más de veinte años en Estados Unidos, Canadá o los países del norte de Europa", al tiempo que ha subrayado que "permitirá dar un apoyo individualizado a cada usuario, que será quien decida en base a la cartera de servicios que se le ofrece con un porcentaje de éxito superior al 90%".

"Las personas, además, dejan de usar los servicios de emergencia para utilizar otros", como los de reinserción o deshabituación, lo que supone "también un ahorro de costes", ha agregado.

Programas para personas sin hogar de Arona

"Housing First" es uno de los programas puestos en marcha por el área de Servicios Sociales de Arona para trabajar con las personas sin hogar y viene a sumarse a otras iniciativas que se han ido desarrollando en los últimos dos años.

Una de ellas es la Unidad Móvil de Emergencia Social, de la que forman parte un técnico sanitario, un trabajador y voluntarios que diariamente reparten en distintos puntos una cena caliente, desayuno, un kit de higiene, así como mantas y ropa. Esta unidad, además, realiza curas y trabaja en la derivación de personas sin hogar a otros recursos municipales.

Por otro lado, Servicios Sociales subvenciona también el comedor social que hay en el municipio, concede ayudas de alojamiento de emergencia y ha creado una bolsa de alquiler social acompañada de un programa de intervención por parte de técnicos especializados.

Fecha última modificación: lunes 30 de octubre de 2017