Itinerario Túnez - La Hondura

Caminito a La Hondura, caminito del adiós

El camino que nos lleva al barrio de La Hondura, uno de los que aún conserva una amplia tradición agrícola en el municipio, nos va a permitir encontrarnos con diferentes formas de emigrar.

Desde la que vivieron los campesinos y campesinas de las medianías que, con la llegada del agua y los cultivos de exportación a la costa, arrastraron a éstos a desempeñar allí su trabajo. O la que sufrieron los difuntos que debían subir por estos caminos a ser enterrados en Vilaflor, de quien dependía Arona política y religiosamente hasta finales del 1700. O también de la que sufrieran tantos árboles de los que antaño cubrieran las laderas y los llanos, que empujados por bestias o humanos eran trasladados por caminos como el del Resbaladero, hasta ser embarcados, algunos a tierras lejanas.

Diferentes maneras de emigrar, pero todas con el mismo resultado: un adiós.

RECORRIDO:

Este sendero circular lo podemos realizar en sentido inverso a las agujas del reloj y comenzarlo ascendiendo por el camino a Lomo Alto.

Iniciamos la subida por la carretera asfaltada, que abandonaremos hacia la derecha justo donde se tuerce ésta. Tras un pequeño tramo más de asfalto, seguiremos por un camino de tierra, que pasará al lado de un depósito circular de agua y cruzará un canal.

El camino asciende, de forma pausada, permitiéndonos descubrir unas imponentes vistas del Valle de San Lorenzo, la montaña de Guaza y los diferentes núcleos costeros del municipio. Tras pasar la que se conoce como Casa de La Mesa, edificación semi-ruinosa de lo que fuera una muestra de la arquitectura rural, tomaremos un desvío hacia la izquierda, que nos permitirá seguir ascendiendo, con pocas dudas, hasta el caserío de La Hondura. Casi en la cota más alta del camino nos encontraremos con la hornacina donde paraba la comitiva fúnebre, en sus traslados de los difuntos hacia Vilaflor. Poco más adelante tomaremos el desvío hacia la izquierda (salvo que deseemos visitar el barrio de La Escalona, a 1 km, o coger ahí una guagua), que nos llevará hasta la carretera asfaltada, la cual recorreremos tan solo unos 20 metros antes de tomar en el cruce el desvío a la izquierda, por donde ya iniciamos el descenso, hasta encontrarnos con un camino de tierra bastante suelta. Ese primer tramo nos llevará hasta otro de asfalto, el Camino de Altavista, donde tendremos también la posibilidad de conectar con el caserío del mismo nombre, a 1,7 km, o continuar el nuestro descendiendo por el Camino Resbaladero, sin descuidar el camino que a veces se hace pronunciado, hasta llegar al final de nuestro trayecto, en la Calle Túnez.

RECOMENDACIONES:

  • Recuerde que si decide realizar este sendero lo hace bajo su propia responsabilidad.
  • Camine en compañía e informe a familiares, amigos o conocidos sobre su ruta y horarios previstos.
  • Llevar algo de ropa de abrigo, un chubasquero, comida y agua. No olvidar: gorro, crema solar y un teléfono móvil con la batería cargada.
  • Equiparse con material específico, sobre todo en los pies: las botas de trekking o similares son fundamentales.
  • Llévese toda la basura incluso la biodegradable. No recolecte plantas, ni animales.
  • Respete las costumbres e intimidad de los habitantes del lugar, así como las propiedades ajenas. No perturbe la tranquilidad del lugar.